Eres adicto a Twitter?

Un test para comprobar si vives enganchado a esta red

El mundo de esta red social es fascinante. Provoca una infinidad de conexiones, cualquier usuario puede introducir sus mensajes en los temas de conversación más candentes con los «hashtags» más populares y mediante los «retweets» alguien puede llegar a gente que de otra manera sería imposible que le leyera. Sin embargo, hay quien utiliza compulsivamente el site de microblogging. Detallamos algunas maneras de desengancharse de Twitter.

¿Cuántas veces no se nos ha esfumado el tiempo buceando en Twitter? Perdidos entre los diferentes «tweets», ciertos «hastags» que conducen a otros, enlaces, «retweets», nuestros propios mensajes; y de pronto las manecillas del reloj han vencido y han pasado horas. En ese momento puede que haya quien se sienta culpable. Como existen otras muchas adicciones también puede existir algo parecido con Twitter.

Posibles síntomas

El comportamiento de un usuario que utilice compulsivamente Twitter puede tener algunos de estos rasgos:

– No poder dejar de entrar en Twitter.

– Recargar la página constantemente hasta que aparezcan nuevos tweets.

– Twittear constantemente: Pueden ser síntomas de ello una gran abundancia de tweets cotidianos, es decir, de los insignificantes, del estilo de: “A comer”, “Ya me levanté” o “Ahora a la camita”.

– Twittear justo al levantarse y justo antes de acostarse.

– No poder soportar un día sin twittear.

– Darle importancia de la que tiene. En realidad se trata de una red social más.

Remedios para desengancharse

Como en toda adicción, según cuentan los especialistas, lo primero de todo es pararse y decir: «Vaya, soy adicto a Twitter». Aunque esto pueda parecer algo frívolo así contado, es cierto que si alguien no toma consciencia del tiempo y energía que gasta en el site de microblogging no verá la necesidad de cambiar su comportamiento.

Para disminuir el tiempo que pasamos en Twitter una buena forma de comenzar podría ser marcarse un horario, que limite para usar los servicios del site. En el caso de los usuarios que se conecten habitualmente a través del móvil, la solución es sencilla para ponerlo más difícil: eliminar las aplicaciones. Aunque siempre podremos acceder a través del navegador, pero ya no está el iconito de Twitter, visible y apetente, para tentarnos.

También se puede reducir el consumo eliminando aplicaciones tipo TweetDeck, que faciliten el uso de Twitter. Incluso es posible instalar un programa que te impida el acceso al site. Si crees que es una tontería, porque habrás apuntado la contraseña y tendrás la oportunidad de saltarte la prohibición, puedes probar a escribir algo al azar, copiarlo y pegarlo para confirmar el password. Esto al menos es una barrera más.

Si está uno muy agobiado siempre se puede optar por eliminar la cuenta, aunque dé penita después de haberse labrado un entorno dentro de Twitter. Aunque lo más positivo quizá sea salir a la calle a respirar el maravilloso aire fresco (o contaminado) y disfrutar alejados de las pantallas que absorben nuestro tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: