Geolocalización “Cool” y negocio

Mapas y redes sociales. Millones de personas usan el móvil para enseñar a sus amigos dónde están. Hoy, es moderno. Pronto, todos creen que será (muy) rentable

La cosa se llamaba
, y tenía pinta de típica locura de algún programador insomne, con tres o cuatro cafés de más. Eso debieron pensar algunos empresarios de la generación analógica. Se trataba de contarle a nuestros amigos o conocidos dónde estábamos, continuamente, de una forma aparentemente pesada e inútil. «Tomando un café en…» y un pequeño mapa que nos enseñaba la calle, la esquina, el lugar en el que mengano había hecho un alto a media mañana. Y así con muchas otras personas y muchos otros sitios. Uff. ¿Cómo podía triunfar algo tan absurdo?
Foursquare se convirtió en un pequeño juego, y, pronto, en un invento «cool», más exclusivo que otras redes sociales. ¿No estás en Foursquare?, te decía cualquier «geek» iPhone en mano. Unas aplicaciones móviles sencillas, disponibles en cualquier teléfono inteligente, permitían hacer «check-in» de cada lugar que visitábamos, ganar puntos, medallas, y compartir el descubrimiento con nuestros contactos en la comunidad «on line». Así, poco a poco, íbamos creando una lista de sitios favoritos, los que visitábamos tres veces en una semana, lo que había que pedir en cada caso…
El «invento prescindible» cruzó recientemente la frontera de los 4,5 millones de usuarios. Y, alrededor de esas cifras, se consolidó una relación inevitable entre usuarios cualificados, capaces de comprar teléfonos de seiscientos euros, y los negocios que visitaban. La geolocalización adquirió de esta manera una fascinante vertiente comercial: publicidad selectiva, de acuerdo con los gustos de los usuarios, tan personalizada como el anunciante quisiera.
Facebook Places, en España
Así estaban las cosas, con Foursquare como rey de los mapas, y Gowalla como lejano perseguidor, cuando apareció Facebook Places, lanzado en agosto en Estados Unidos y en las próximas semanas en España (de hecho, ya funciona en las Blackberry). Facebook tenía más usuarios potenciales, pero los de Foursquare se mostraban mucho más activos y comprometidos. Hacían «check-in» continuamente. A primera vista ganaba Foursquare…
…Hasta que Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, presentó Deals, una aplicación —por ahora, solo en EE. UU.— que puede significar un nuevo comienzo en la publicidad cercana: si visitamos librerías, ¿no sería efectiva una publicidad de libros? Doscientos millones de usuarios manejan Facebook en el móvil, y, con Deals, muchos de ellos empezarán a recibir ofertas de compras. Un ejemplo: GAP regalará unos vaqueros a las 10.000 primeras personas que hagan «check-in» en una de sus tiendas.
Muchos analistas empiezan a creer que la batalla entre los visionarios de Foursquare y Facebook puede cambiar de signo. Y, sobre todo, se preguntan si la llegada del gigante de las redes sociales significará un golpe de mano definitivo de la geolocalización y de esa nueva publicidad tan personal. Por ahora, es «friki», es «trending topic». Pero aún no es multitudinaria. Faltan los millones de clientes que puede traer Facebook.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: